Historiaa

La Iglesia del Nazareno remonta su fecha de aniversario a 1908. Su organización fue un matrimonio que, como todo matrimonio, unió a las familias existentes y creó una nueva. Como expresión del movimiento de santidad y su énfasis en la vida santificada, nuestros fundadores se unieron para formar un solo pueblo. Utilizando el evangelismo, los ministerios compasivos y la educación, su iglesia se convirtió en un pueblo de muchas culturas y lenguas.

En qué creemos

A fin de que mantengamos nuestra herencia dada por Dios, la fe una vez dada a los santos, especialmente la doctrina y experiencia de la entera santificación como segunda obra de gracia, y también para que cooperemos eficazmente con otras ramas de la iglesia de Jesucristo en expandir el reino de Dios, nosotros, los ministros y los miembros laicos de la Iglesia del Nazareno en conformidad con los principios de la legislación constitucional establecida entre nosotros, por la presente ordenamos, adoptamos y publicamos como la ley fundamental o Constitución de la Iglesia del Nazareno, los siguientes Artículos de Fe.

Nuestro propósito

Nuestro propósito en América del Sur es la multiplicación de siervos-discípulos-líderes del Señor Jesucristo, comprometidos a ser semejantes a Él y desarrollar la iglesia local en manera integral para establecer el reino de Dios en su comunidad, facilitando así el cumplimiento de la Gran Comisión en las naciones.

Nuestros valores

Toda organización que permanece a través del tiempo se basa en una profunda combinación de propósito, creencia y valores compartidos. Así nos sucede en la Iglesia del Nazareno. Nuestra iglesia se fundó para transformar al mundo diseminando la santidad bíblica. Somos una iglesia de la Gran Comisión y de santidad al mismo tiempo. Nuestra misión es hacer discípulos semejantes a Cristo en todas las naciones.

Nuestro Equipo

Nuestro propósito en América del Sur es la multiplicación de siervos-discípulos-líderes del Señor Jesucristo, comprometidos a ser semejantes a Él y desarrollar la iglesia local en manera integral para establecer el reino de Dios en su comunidad, facilitando así el cumplimiento de la Gran Comisión en las naciones.

Registra tus datos para descargar libro